domingo, 6 de enero de 2019

LA PLAZA DEL AYUNTAMIENTO



El espacio que denominamos actualmente como Plaza del Ayuntamiento no es otro que el jardín trasero o huerto que tenía el Palacio de Juan Vázquez de Molina desde el siglo XVI. Esta zona verde ocupaba lo que hoy es la parte ajardinada actual, pues el resto era la prolongación de la calle Torno de Monjas que trascurría por el norte hasta desembocar en la calle Real Viejo.
En cuanto a esta plaza hay que decir que una vez que se quitaron las tapias que la rodeaban y se levantó el jardín, se le bautizó como Plaza de Alonso Martínez, nombre que se debe al ilustre jurisconsulto y Ministro de Gracia y Justicia don Manuel Alonso Martínez, esposo de doña Demetria Martín de Boraya, propietaria de varios cortijos en la campiña sur de Úbeda.  
Cuando los regidores del Concejo ubetense se enteraron en su día de la vinculación de dichas fincas de su término municipal con tan renombrado personaje, iniciaron una serie de contactos epistolares y visitas personales con dicho ministro, y fruto de esas relaciones hicieron que dicho personaje influyera directamente en ejecución de muchas obras cercanas a nuestro término e inmediaciones. Así bien se llevó a cabo la construcción de las siguientes carreteras: Estación de Baeza-Úbeda-Albanchéz (); Úbeda-Sabiote-Villamanrique; Aguasblanquillas a Estación de Jódar; Puente de la Calancha a Belerda; Apeadero de los Propios a Peal de Becerro. También intervino en la gestión para que se establecieran en nuestra ciudad las Escuelas Pías. Otro logro debido a la interposición de don Manuel Alonso Martínez, fue la implantación en Úbeda de la Audiencia de lo Criminal que se inauguró el 2 de enero 1883.
Muy agradecido el Consistorio ubetense con tan egregio y favorecedor personaje, el 22 de diciembre de 1882 convocó una sesión extraordinaria en la que se acordó nombrar a don Manuel, Hijo Adoptivo de Úbeda, colocar en el salón de sesiones un retrato suyo y poner su nombre a la plaza que se abrió, actual plaza del Ayuntamiento (). Parece ser que no se llegó a colocar la placa en dicha plaza, por lo que cuando se levantó el monumento a los caídos de la guerra civil, se le comenzó a llamar Plaza de los Caídos y así se le ha conocido hasta llegada la democracia que se le ha rebautizado como Plaza del Ayuntamiento.
En año 1929 se levantaron unas escuelas públicas en el centro de esta plaza que tuvieron vida hasta 1948 en que decidieron derribarlas y su alumnado pasarlo al edificio de los Honrados Viejos de El Salvador. 
Debemos aclarar que nuestro Ayuntamiento nunca ha acordado oficialmente anular el nombre de Plaza de Alonso Martínez, por tanto se le puede nombrar de ambos modos. Estos son los desprecios que suelen hacer los nuevos regidores sobre la memoria de personajes que en su día nos favorecieron, con el desconocimiento de sus actos, vida e historia, que no conocieron, pero que tampoco quisieron conocer.
En cuanto a la calle Real Viejo, que discurre junto a la plaza, decir que su nombre es inmemorial y que empezaba en la calle Rúa y terminaba en el Arroyo de Santa María. Cuando doña María Sabater Fernández casó con el vecino de Alcaudete don Juan Montilla Adán, que llegó a desempeñar en el gobierno los cargos de Diputado, Fiscal del Tribunal Supremo y Ministro de Gracia y Justicia, el Ayuntamiento de Úbeda acordó en un pleno rotular esta vía con su nombre donde tenía su residencia y con él consta aún.

() Torres Navarrete, Ginés: Historia de Úbeda en sus documentos, tomo V pág. 184 y tomo II pág. 533.


Don Manuel Alonso Martínez (1827-1891)

Don Juan Montilla y Adán (1856-1903)




No hay comentarios:

Publicar un comentario